Yo soy felizmente casada y soy la orgullosa madre de dos hijos y una hija adultos. Todos juntos vivimos durante ocho años en la Ciudad de México donde vivimos muchas experiencias interesantes e inolvidables.

 

En los años pasados han cambiado muchos aspectos alrededor del parto. Como doula quiero apoyar a los futuros padres en la búsqueda de sus intereses personales en la multitud de las informaciones.

 

Cada parto es único. Como doula he vivido experiencias valiosas y maravillosas. Tan diferentes como eran las parejas, también lo fueron los partos de sus bebés.

 

Con el objetivo de ofrecer a los futuros padres el óptimo apoyo seguiré ampliando mis estudios. Ser doula es también un asunto del corazón que tomo muy en serio. Yo siempre sigo al Código Ético de la Asociación Suiza de Doulas.